jueves, 13 de enero de 2011

NIEVE Y MAS NIEVE

   En esta parada de la rutaveintiseis les cuento que en Cuba no pasa esto. Nos cubrio la nieve!. ya hace 5 dias que un manto blanco hermozo y suave como algodon cubrio todas las calles y prados. A los 5 dias lo que queda es una hermoza placa de hielo, en ella se refleja el sol, las estrellas, y las luces de las esquinas aumentan su luz, hacen un surco de luz que se va anchando al llegar a uno , algo asi como el surco de luz que hacia la luna en playa Giron en nuestras noches de pesca, o las noches de luna que desde el malecon miramos hacia el norte, y nos damos cuenta que apenas a 90 millas comienza la radiante luz de una democracia que tiene mas de dos siglos de edad, y nuestros politicos asesinos no dejan que su luz y su blancura ilumine a mis pobres guajiros, a mis desalentados jovenes de la ciudad, que solo la oscuridad de una politica que arruina las naciones es ofresida como camino para su futuro, que negarse a obedecer ese mandato es condenarse al paredon, o algo peor, a morir en huelga de hambre en las carceles de la dictadura !.
   Mucho tiempo nos da la nieve para pensar, para ver la pureza de las cosas naturales, como la nieve, el agua helada, la libertad que vivimos en este pais, la misma conque nacieron mis hijos, los cuales devian nacer en Cuba, pero se les nego ese placer, sus padres pensaban libremente, y en Cuba, la libertad tiene un enemigo implacable, el dictador que con sus esbirros y sus ametralladoras eliminan los votos de los demas partidos. espero mis pasajeros de la ruta veintiseis me perdonen, pero la nieve es para nosotros, en Cuba no permiten nada puro, y el dia en que ustedes lo sean, el dia que ustedes digan hasta aqui fui un ser oscuro al servicio del dictador, y comiensen a dar rosas blancas a todos los presos y las damas de blanco, a sus hermanos del exilio, ese dia a lo mejor, quizas, es posible que puedan venir a pasear, aqui si ,  a mi casa y juntos veremos las nieves del invierno de mi barrio, que se lo juro, son sublimemente hermozas .   Ranulfo Ramirez