viernes, 12 de marzo de 2010

EL CAMPO CUBANO

Caminen Rapidos mis bueyes
que tengo prisa en llegar,,,
para irme a celebrar
la fiesta de los bateyes.

Quiero ser el rey de reyes,,,
en el torneo de la zona.

Quiero que Maria Ramona
hija de doña Asuncion
sepa que su corazon
es dueño de mi persona!.

   Uno de los bohios en que creci estaba al lado del camino real, con frecuencia en las primeras horas de la madrugada, pasaban los carreteros cantando a todo pecho, y por supuesto, sus mas frecuentes cantos eran decimas guajiras. De ves en cuando un bolero, o una balada popular en esos momentos.
   A veces, antes de dormirme de nuevo, tarareaba en mi mente las estrofas de lo que ellos cantaban.
Por lo regular sus cantos ivan dedicados al amor imposible, a sueños nobles de los campesino, al cual nunca le faltaban sueños in-alcanzables.
   ? Me pregunto,? ?que soñaran hoy los campesinos ?,  ? que cantaran hoy los carreteros ?, se que no pueden cantar libremente sobre sus sueños, si asi lo hiciesen, no faltaria el esbirro o chivato que se lo llevaran preso, por an-tirevolucionario.
   En la Cuba de hoy, nada es igual!.
Los sueños los oprime el govierno, quien es el dueño de los bueyes, las carretas, los carreteros, las baladas
y toda la musica,,, que se escucha a lo largo y ancho de mi patria.
   Ranulfo Ramirez