miércoles, 1 de septiembre de 2010

POR LOS CAMPOS

   Estamos en espera de earl el ciclon, ya tarde en la temporada y despues de un año mas bien calmado.
   La costa del este sufrira inmensamente si el ciclon se sale con la soya!.
   Esto me lleva a los campos de Cuba donde a la edad de nueve años y a mediado de septiembre del 1.952 vivi esa esperiencia de impotencia  que los seres humanos sentimos  cuando   las fuerzas de la madre  naturaleza despliegan su furia .
   Aun recuerdo los gritos de una tia, que con sus dos hijos se encontraba sola en su casa , el esposo , mi tio estaba en la Habana . Eran mas o menos las dies de la mañana , y otro tio fue y la trajo para nuestra casa , en menos de una hora salimos de nuestra casa , el tio llevava a la tia y a mi madre del brazo, la tia gritando histerica , mi mama consolandola, y llevando en sus brazoz a mi hermana menor, de solo 17 dias de nacida .
   Mi padre llevando del brazo mis otras dos hermanas y a la pequeña prima . Todo un grupo de seres humanos mojados, con frio, empujados por el viento, unica defensa cuando llegaban las rafagas de vientos era tirarnos al suelo . Asi caminamos como medio kilometro hasta un vagon de ferrocarril que entre todos habian amarrado con sogas y cadenas, para evitar que se moviera, o volcara con las fuerzas del viento.
   El ruido del aire, gritos de niños y mujeres que como mi tia, estaban histericas .
   La calma de mis padres nos hiso sentir seguros en medio del vendaval , con seis hijos segun me dijo mi madre muchos años despues , lo menos que puede hacer un padre o una madre es mostrar miedo exagerado , como hiso la tia , hay que sacar valor de donde no lo tengas , pero el panico en esos casos mata mas gente que el aire . mantener la calma , y ayudar a los mas deviles , y todo sale mejor .
   A las 5 o 6 de la tarde salio el sol , estavamos en medio de un lago con unos tres pies de profundidad, no se veian arboles en pie, y desde el vagon de ferrocarril donde estabamos , se podia ver el mar que estaba a unos cuatro kilometros de distancia . ! que atardecer mas deprimido !. que eccena de destruccion , pero al agua se hecharon los hombres, con el agua a la cintura fueron en busca de algo para comer, solo naranjas para la cena , y una noche fria y de pesadillas y niños gritando por frio y por hambre , por suerte los mayores ya no lloraban .
   Al siguiente dia con el agua ya mas baja , los hombres de los distintos bateyes salieron a limpiar la linea de ferrocarril que nos unia con la civilizacion, dura labor para realizar con hachas y machetes , y sin comida ,al dia siguiente, o sea unas 72 a ochenta horas de haber pasado el siclon llego el primer tren , en el venia la señora Marta Fernandes de Batista, ! No la primera dama ! porque no fue electa por el pueblo , pero si la mujer del dictados que ocupaba el poder en mi Cuba del 1.952 .  Su forma de saludarnos , de mostrarnos cariño , para un niño de 9 años fue una prueva de amor en el momento en que mas lo necesitaba . Si la naturaleza nos hacia daño , los seres humanos venian en nuestro socorro .
   En mis noche con mi grupo del 26 de julio , mientras le llevava guerra a fulgencio Batista , me preguntaba , como puede esa dama estar con un dictador , porque lo aguanta , ? amor ? . por amor a Cuba es que quiero volver a sus campos , ayudar en caso de ciclon , ayudar con la democracia , y que de nuevo exista gente que piense en los campesinos , en los pobres , que se acabe esa Cuba donde el unico que cuenta es el gobierno dictatorial , el partido , Fidel , Raul , y todos los aprovechados que le sirven de matones, carceleros, golpeadores , demostradores , y todos los cobardes , que prefieren la esclavitud antes del sacrificio por la patria y su gente. Ranulfo Ramirez.